Recuerdo del sacerdote Lluís Carreras

El pasado mes de marzo, en Sabadell, se rindió un merecido recuerdo y ho­menaje al sacerdote Lluis Carreras, con el traslado e inhumación de sus restos mortales a la iglesia parroquial de Sant Feliu. Aunque ha pasa do al­gún tiempo, deseo recordar esta figu­ra, ejemplar en tantos aspectos, como procuro hacerlo con otros sacerdotes que han dejado un testimonio de ejem­plaridad en nuestra diócesis.

Recordemos los actos que se cele­braron. El 12 de marzo, en el aula de la Academia Católica de Saba dell, que lleva su nombre, el doctor Jaume González Padrós, director del Institu­to Superior de Liturgia de Barcelona, pronunció una conferencia sobre «El Dr. Lluis Carreras, sabadellenc i ecle­siàstic preclar». Y el sábado 14 de marzo, a las 11 horas, en la iglesia parroquial de Sant Feliu se ofició una concelebración eucaristica, que tuve el gozo de presidir, acompañado por un grupo de sacerdotes y por miem­bros de la comunidad benedictina de Montserrat. Dicha celebración marcó el traslado de los restos del Dr. Lluis Carreras, que fueron inhumados en la capilla lateral dedicada a la Virgen de Montserrat.

¿Quién fue el doctor Lluis Carreras i Mas? Podemos contestar que fue un sacerdote intelectual e influyente, un servidor de la Iglesia y un servidor de su tierra. Nació en Sabadell —la que seria siempre su ciudad— el 4 de marzo de 1884 y murió en Barce­lona el 7 de marzo de 1955, aunque su entierro se realizó en Sabadell, presidido por el entonces abad de Montserrat, Dom Aureli M. Esca rré. La misa exequial fue oficia da en la parroquia de Sant Feliu, y entre otras personalidades estaba presen­te el doctor Carles Cardó. Pronunció la oración fúnebre —la homilia— el teólogo Joan Baptista Manyà, canó­nigo de la catedral de Tortosa.

Deseo destacar sobre todo una doble condición del doctor Carreras: la de escritor y liturgista. Discipulo del doctor Torras i Bages y del doctor Sardà i Salvany, fue el continuador de la obra de este Ultimo en la Aca­demia Católica de Sabadell. Fue el or­ganizador principal y el secretario general del primer Congreso Litúrgi­co de Montserrat (de 1915), aconte­cimiento del cual se ha cumplido el centenario, motivo por el cual, el pa­sado mes de abril, se celebró, en Barcelona y en Montserrat, el cuarto Con­greso Litúrgico de Montserrat, convocado por los obispos de Cataluña y por el abad de Montserrat.

Lluis Carreras fue un liturgista que fomentó la participación del pueblo cristiano en el culto, y es emblemáti­co su libro titulado Eucologi, que facilitó mucho la participación de nuestro pueblo fiel antes del Con­cilio Ecuménico Vaticano II y su apro­bación del uso de las lenguas ver­náculas en la liturgia. El Eucologi, uno de los primeros frutos del pri­mer Congreso Litúrgico de Montse­rrat, contenía los textos de las mi­sas de los domingos y de las demás festividades del año litúrgico, junta­mente con oraciones y cantos litúr­gicos para facilitar la comprensión y la participación activa de los fieles. Carreras estaba en gran sintonía con el movimiento litúrgico europeo, que él se esforzó en introducir en Cataluña.

Tuvo también un papel protagonis­ta en la vida eclesial catalana como hombre de confianza del cardenal Vi­dal i Barraquer. Como escritor es autor de varios libros y de más de dos mil artículos de tema religioso y fundó la revista Vida Cristiana.

Por todo ello, se comprenderá que era justo y necesario el recuerdo que le dedicamos el pasado mes de marzo en su estimada ciudad de Sa­badell y en su muy querida Academia Católica.

            + Josep Àngel Saiz Meneses

Obispo de Terrassa

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Bisbe de Terrassa