Tres palabras del Papa Francisco a las familias

El Papa Francisco nos sorprende continuamente por la espontaneidad y fuerza de sus gestos, por la utilización de unas imágenes expresivas que captan la atención y por un discurso directo al corazón de las personas en el que comunica los contenidos de la fe con suma claridad. Una de sus costumbres en las homilías consiste en ofrecer un resumen en tres palabras, que sintetizan los tres puntos desarrollados. Su primera homilía a los cardenales, al día siguiente de su elección, la resumió entre verbos: Caminar, construir, confesar el nombre de Jesucristo.

 

El pasado 29 de diciembre, fiesta de la Sagrada Familia, en el Angelus  se dirigió a los fieles reunidos en tres templos emblemáticos para las familias: la basílica de la Anunciación en Nazaret, el santuario y la Santa Casa de Loreto, en Italia, y la basílica de la Sagrada Familia, en Barcelona. En esta alocución también recurrió a tres palabras: permiso, gracias, perdón. Lo recojo en este comentario esperando que puedan ser útiles a los amables oyentes y lectores.

 

“Hoy nuestra mirada sobre la Sagrada Familia se centra también en la sencillez de vida que ésta lleva en Nazaret. Es un ejemplo que hace mucho bien a nuestras familias, y las ayuda a convertirse cada vez más en comunidades de vida, de amor y de reconciliación, en las que se vive la ternura, la ayuda mutua, el perdón recíproco”.

 

“Recordemos –añadió- las tres palabras clave para vivir en paz y alegría en las familias: permiso, gracias, perdón.”

 

“Cuando en una familia no se toman actitudes invasoras y se pide  permiso, cuando en una familia no se cae en el egoísmo y se aprende a decir gracias, y cuando en una familia uno de sus miembros se da cuenta de que ha hecho algo feo y pide perdón, en aquella familia hay paz y hay alegría”.

 

Buen comunicador como es, Francisco rubricó sus palabras pidiendo que “recordemos estas tres palabras”. Y se superó a sí mismo al invitar a toda la Plaza de San Pedro, repleta de fieles de todo el mundo, a repetir con él estas  tres palabras italianas, se entienden fácilmente: permeso, grazie, scusi.

 

También recordó que el próximo  consistorio y el próximo Sínodo de los Obispos afrontarán el tema de familia, cuya preparación ya hace tiempo que ha comenzado, con una amplia consulta a toda la Iglesia. “Por esto hoy, fiesta de la Sagrada Familia, deseo confiar a Jesús, María y José este trabajo sinodal, rezando por las familias de todo el mundo.”

 

Dicho cuestionario se ha distribuido en la diócesis y no son pocas las familias que ya han colaborado respondiéndolo. Del buen trabajo en esta etapa consultiva dependerán los frutos de los dos Sínodos en que se estudiará la situación de las familias y las ayudas que ahora necesitan. Que sea objeto de trabajo y también de oración. Ya saben que el santo padre Francisco pide con mucha frecuencia que recemos por él. Ya lo pedía antes de ser Papa; ahora lo necesita mucho más.

 

+ Josep Àngel Saiz Meneses

 

Obispo de Terrassa

+ Josep Àngel Saiz Meneses

Bisbe de Terrassa